Versus: Cervezas Trapenses vs Cervezas de Abadía

Las cervezas trapenses son cervezas tradicionales y legendarias originadas en los monasterios Belgas, solo un pequeñísimo grupo puede producirlas bajo esta categorización y muchas marcas comerciales intentan sus propias interpretaciones de estas místicas birras, veremos sus características y como podemos identificarlas y diferenciarlas de las cervezas de abadía.

Las cervezas trapenses y de abadía comparten varias características, ambas son de fermentación alta (ales), alto contenido de alcohol, condicionadas en la botella,  de alta complejidad en aromas y sabores, la diferencia principal siendo su producción.

HISTORIA

El orden trapense se originó en el monasterio cisterciense de La Trappe, Francia. Varias congregaciones cistercienses existían desde hace muchos años, y para el  1664 el abad de La Trappe sintió que los cistercienses se estaban volviendo demasiado liberales. Introdujo nuevas y estrictas normas de la abadía y la Estricta Observancia nació.

Cervecerías de monasterios de diferentes órdenes religiosas, han existido en Europa desde la Edad Media. Desde el principio, la cerveza fue elaborada en  monasterios cistercienses francés tras la Estricta Observancia.

CERVEZAS TRAPENSES

Las cervezas trapenses no son un estilo per se, sino más bien una designación de quien produce la cerveza, en este caso los Monjes Trapenses. La designación ‘Trapense’ en la etiqueta de una cerveza garantiza que: la cerveza fue producida en un monasterio, que los monjes manejan la cervecería y la producción, las ganancias serán para beneficio de la comunidad,  para servicios sociales o el sustento de los monjes y su abadía. Las 8 cervecerías trapenses reconocidas internacionalmente son: Westmalle, Chimay,  Rochefort, Orval, Achel, Westvleteren, Koningshoeven, y Engelszell.  (6 en Bélgica, 1 en los Países Bajos y 1 en Austria)

CERVEZAS DE ABADÍA

Las cervezas de abadía no son un estilo de cerveza y no son producidas por monjes. El termino ‘abadía’ se utiliza como estrategia de ventas y muchas de estas agregan imágenes de monjes en sus etiquetas.

Desde 1999, unas cuentas cervecerías realizaron negociaciones con iglesias particulares para obtener una licencia especial para producir cerveza bajo su nombre, destinando parte de las ganancia a esa iglesia o abadía.  Estas muestran en su etiqueta la categorización de ‘Cervezas Reconocidas como Belgas de Abadía’.

AL FINAL

La  diferencia entre una Cerveza Trapense y una Cerveza de Abadía es que la primera es producida directamente por los monjes de un orden específico y la última producida por cervecerías comerciales, ambas cervezas tienen un perfil casi idéntico de aromas y sabores, pero si queremos tomar el producto autentico producido por los monjes, analizando con detenimiento la etiqueta para confirmar que realmente estamos adquiriendo un producto trapense.

Aquí pueden encontrar Chimay,  Rochefort,  Westmalle y una variedad decente de cervezas de abadía.

Cheers!